Cayla Chandara es una camarera del restaurante Noi Thai que se encuentra en Waikiki (Hawái). La joven había acudido a la ciudad para realizar sus estudios, pero las deudas le habían obligado a comenzar a trabajar.

Ahora solo podía trabajar en el restaurante, sin tiempo para sus estudios, por lo que se encontraba en una especie de limbo del que no podía salir fácilmente.

Una pareja de australianos acudieron al restaurante y se interesaron por la historia de la joven. Tras pagar la cuenta, Cayla descubrió algo sorprendente, ¡le habían dejado 400 dólares de propina!

Su historia había conmovido antes a otros comensales, pero nunca había recibido tanta propina.

La joven sabía dónde se hospedaba la pareja, porque se lo habían contado durante la conversación, así que acudió al hotel con un ramo de flores y una tarjeta de agradecimiento. Pensaba que la historia terminaba allí, pero no es así.

Al día siguiente, la misma pareja acudió al restaurante, con una proposición. Le ofrecieron a la joven pagar al completo sus estudios, una financiación que llegaba a los 10.000 dólares. Cayla no quería aceptar la propuesta, pero al final la convencieron.

La camarera se esfuerza desde entonces para terminar sus estudios, por ser mejor persona y por compartir su historia, para que todo el mundo sepa que hay gente que está dispuesta a ayudar a los demás desinteresadamente. Todavía hay esperanza.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: