Mucha gente hoy en día vive una vida cómoda, con agua corriente, electricidad y otras comodidades.

Hace mucho tiempo que teníamos que vivir en cuevas. Pero para un hombre, Angelo Mastropietro, que vive en Worcestershire, Inglaterra, esto es su realidad.

Él dejó su vida en Australia, donde trabajaba como un empresario exitoso – porque sentía que necesitaba un cambio en su vida.

¡Y resultó que este cambió lo llevó a una cueva!

En 2007 le diagnosticaron esclerosis múltiple, (EM), y él empezó a pensar en cómo quería vivir su vida.

Diez años antes se había puesto en contacto con una cueva vieja. Fue un día cuando estaba afuera caminando y de repente empezó a llover. Él se protegió de la lluvia debajo de la cueva y después de esto no pudo dejar de pensar en esta cueva. Tenía algo mágico.

La cueva era muy vieja, tenía unos 250 millones de años, escribe Daily Mail.

Él sabía que quería regresar – y ahora había llegado la hora. Al principio no parecía ser gran cosa, pero mira el exterior hoy. ¿Cierto que se ve acogedor? Entonces espera hasta que toquemos la puerta y veamos cómo se ve por dentro.

Angelo le ha invertido bastante energía y dinero (costó 130 000 euros) a su gran obra. Después de ocho largos meses la cueva por fin estaba lista.

Varios medios también han escrito sobre la cueva, por ejemplo el periódico británico The Telegraph.

¡Después de todos este trabajo durante estos ocho meses la cueva tiene todas la comodidades que uno se puede imaginar!

Hay de todo, desde agua corriente hasta internet. Y tengo que decir que la decoración es mágica, ¿o que opinas?

¿Cierto que sería agradable sentarse en este sofá y simplemente descansar…?

La cocina tiene todo lo que uno necesita, linda, ¿no?

Échenle un vistazo a la habitación, ¡y miren el sitio agradable afuera del cuarto?!

Me parece que la luz de esta cueva tiene algo mágico…

¿Te gustaría vivir aquí?

¡Entonces si quieres puedes compartir esto, para inspirar a los demás!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: