En la actualidad es frecuente dejar que los niños utilicen teléfonos móviles y tablets, sin supervisión por parte de los padres, ni del tiempo que dedican, ni del contenido que visualizan.

Esto puede conllevar graves riesgos, que une estudio de la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría ha resumido en 9 daños fundamentales.

Además de estas peligrosas consecuencias, se considera que la exposición de los niños a Internet desde dispositivos móviles debería limitarse así:

  • De 0 a 2 años: No usar la tecnología.
  • De 3 a 5 años: Máximo 1 hora/día.
  • De 6 a 18 años: Máximo 2 horas/día.

Daños ocasionados por el móvil a los hijos:

1. Problemas de desarrollo cerebral

Una exposición prolongada afecta a funciones relacionadas con el aprendizaje, los impulsos y el control de las emociones.

2. Incentiva la obesidad infantil

Al ser una práctica sedentaria, utilizar el teléfono móvil promueve la obesidad, algo grave en niños, que sin actividad física pueden desarrollar problemas cardiovasculares o de diabetes.

3. Alteraciones del sueño

Sin un control paterno, los niños no tienen noción de descanso y pueden utilizar un teléfono móvil durante toda la noche, sin imponerse parar para dormir. Además, pueden desarrollar problemas de conciliación del sueño.

4. Retraso en el desarrollo

Tanto a nivel intelectual como físico, un uso indiscriminado del teléfono móvil en pequeños, puede afectar al desarrollo de sus capacidades intelectuales y motoras.

5. Enfermedades mentales

El uso de dispositivos móviles en pequeños, está multiplicando los casos de depresión, déficit de atención, trastornos de bipolaridad y otras enfermedades mentales.

6. Déficit de atención

Los contenidos digitales destacan por ofrecerse a gran velocidad, lo que disminuye la concentración de los pequeños y les puede terminar afectando en cuanto a su capacidad de atención.

7. Conductas agresivas

Mucho contenido en internet es violento y los niños asumen este comportamiento, como algo normal.

8. Riesgo de radiación

Las investigaciones siguen sobre este tema, pero la Organización Mundial de la Salud considera que una exposición continua a los teléfonos móviles, aumenta el riesgo de radiación y de enfermedades como el cáncer.

9. Vulnerabilidad de los niños

En Internet, los usuarios menores de edad son vulnerables a otros usuarios que pueden aprovecharse de ellos. El control de los padres y de los sitios a los que acceden es imprescindible.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: