Ha ocurrido lo nunca visto en el programa “La Voz”, un cantante australiano, llamado Sam Perry, ha conseguido que los 4 jueces se den la vuelta antes de que incluso empezase a cantar.

El cantante y DJ subió al escenario con una caja de resonancia y de mezclas lo que hacía intuir como iba a ser su actuación.

Youtube

El joven empezó a hacer sonidos entrecortados, después siguió haciendo beatboxing y a cantar melodías de fondo con el micrófono, lo que hizo que los jueces Kelly Rowland y Boy George girasen sus sillas incluso antes de que él empezara a cantar.

Delta Goodrem tampoco pudo evitarlo y giró su silla segundos después. Viendo la reacción de sus compañeros y como estaba el público, Joe Jonas se unió y también giró su silla, haciendo un pleno en apenas segundos.

Youtube

Fue ahí cuando Sam empezó a cantar “When Doves Cry” de Prince y todos enloquecieron. Los jueces no se podían creer lo que estaban viendo y escuchando.

Al acabar su actuación, los cuatro jueces se pusieron de pie y empezaron a rogarle que se uniera a sus respectivos equipos.

“Acabas de cambiar el juego”, dijo Rowland. El humilde cantante estaba realmente abrumado por las reacciones y acabó ruborizándose.

Mira el vídeo con tu increíble actuación:

¿Qué opinas del talento de este joven? déjanos tu opinión en comentarios

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: