El reconocido boxeador Manny Pacquiao, después de ganar millones de dólares en su pelea contra Floyd Mayweather, decidió gastarse una parte de sus ganancias en construir viviendas para 1.000 familias pobres de su ciudad natal.

El boxeador demuestra así que es más que un atleta de clase mundial o un político filipino. Él es un activista compasivo que pagó 1.000 viviendas que se construirán para ayudar a las familias sin recursos en la ciudad que le vio nacer.

viraldiario

Manny Pacquiao publicó su buena acción en Facebook:

“Estoy muy feliz de dar estas casas gratis para mis constituyentes en la provincia de Sarangani, pagadas de mi propio bolsillo a más de mil familias que serán los beneficiarios“.

Manny informa que se inspiró para ayudar a las familias pobres después de la pelea con Floyd Mayweather. A pesar de que perdió el combate de boxeo, él ganó millones de dólares en la “pelea del siglo” y sintió que era su deber devolverlo.

Manny escribió:

“Como fieles mayordomos de la gracia de Dios en sus diversas formas, cada uno de ustedes debe usar el don que ha recibido para servir a otros. Todavía estoy construyendo más porque siempre me creo lo que la Biblia dice de ofrecer hospitalidad a los otros sin quejarse “.

Hay quienes dicen que este acto de compasión podría ser una maniobra política calculada, no obstante, 1.000 familias tienen un espacio de vida seguro gracias a su generosidad y eso es lo realmente importante.

¿Qué opinas del acto que ha hecho el boxeador?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: