Eugene Hinton, es un humilde conserje de una escuela primaria en Alabama, en EE.UU.

Cada día Eugene trabaja en la escuela, él es quien limpiaba y arreglaba los desperfectos que hacían los muchachos.

Pero ese día no iba a ser como los demás, Eugene Hinton es muy querido por los adultos como por los niños, siempre ayuda a todos con una sonrisa.  Pero justo ese día los alumnos habían tenido un accidente en clase y un profesor llamó a Eugene para que de inmediato fuera allí a limpiar y poner la clase en orden.

“Todo está muy desordenado”
Eugene preguntó si estaba muy manchada el aula: ” Sí, Eugene, todo está muy desordenado”. le contestó la profesora.  Sin dudarlo, tomó su carro de la limpieza y se fue al aula directo.

youtube

Era una sorpresa

Él no sabía lo que le esperaba, la profesora le envió a la cafetería en vez de a la clase.

Cuando el conserje abrió la puerta no podía creer lo que veía. La cafetería estaba llena de alumnos que gritaban “sorpresa”.

Eugene de repente tuvo que taparse la cara porque no podía reprimir sus lágrimas de felicidad.

youtube

La historia ocurrió durante el ”National Custodian Appreciation Day”, el día en que se elogia a todos los que trabajan manteniendo el orden y la limpieza en las escuelas.

Los niños le habían hecho muchos carteles agradeciendo su trabajo cada día.

youtube

En el siguiente vídeo puedes ver la emotiva sorpresa, no olvides tener a mano un pañuelo: 

¿Has logrado ver el vídeo entero sin derramar unan lágrima?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: