La presencia de canas incomoda a muchas personas, tanto por el efecto antiestético que producen, como por la imagen de envejecimiento que transmiten.

Las canas en realidad no son más que la pérdida de pigmentación del cabello. Es posible recuperar su estado original, si aplicamos alguno de estos 6 trucos caseros:

Masaje con cebollas

Pica una cebolla pelada y masajea la pasta sobre el cuero cabelludo unos 30 minutos todos los días.

Utiliza un gorro de ducha tras el masaje y espera unos 10 minutos. A continuación, lávate el pelo con el producto de higiene diario que utilices.

En una semana comenzarás a ver el cambio en tu pelo.

Zumo de limón con grosellas

Mezcla zumo de limón natural con unas grosellas y aplica sobre el pelo durante aproximadamente 20 minutos.

Luego lava el pelo de forma normal como haces todos los días.

Zumo de limón con aceite de coco

Otra mezcla con el zumo de limón es la que puedes lograr con aceite de coco. En este caso, puedes utilizar la pasta resultante para extender por el cabello a diario.

El efecto de estos ingredientes ayuda a hidratar el cabello y restaurar el pelo dañado, además de actuar sobre las canas.

Zumo de zanahoria

Beber un zumo de zanahoria todos los días también puede ayudarte a reducir la presencia de canas de forma progresiva, gracias a sus nutrientes.

Té negro

El té negro puede actuar directamente sobre la melanina presente en el cabello. Solo tienes que enjuagarte el pelo con esta bebida y luego lavarlo de forma corriente.

El té negro como remedio para las canas es recomendable sobre todo para personas de piel oscura.

Semillas de sésamo

La aplicación directa de las semillas de sésamo incentiva la producción del cuerpo de melanina y keratina.

Además, es muy fácil de utilizar, simplemente masajea tu cabello a diario con este alimento y en pocos días notarás el cambio.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: