Con cada día que pasa, el estándar de belleza en los medios y las redes sociales aumenta el nivel de dificultad para alcanzar la “perfección”. Maquillaje, vestuario, ubicación, sonrisa y una cámara profesional son algunos de los requisitos “básicos” necesarios para la foto ideal de Instagram. Sin embargo, podemos tener todos estos elementos, y aún no estar satisfechos y terminamos entrando en un agujero sin fondo en el universo de filtros infinitos y ediciones de imágenes cada vez más pesadas.

Si estos filtros no se usan bien, bueno … digamos que al menos cosas extrañas pueden nacer de ellos. Si no nos crees, ve la recopilación que tenemos para ti aquí abajo:

Cuando tu edición va demasiado lejos y te convierte en un pedazo de cartón

Mi tía utilizando filtros en sus fotos.

Mira el espejo y te darás cuenta.

La puerta del auto entró en una zona de gravedad muy fuerte.

Es un poco difícil de ver, pero hay una persona en esas piernas:

Ella si utiliza mucho filtro, si se llaga a perder cómo la encuentran.

Mira su gorra

Angulo, filtros, cabello y… Tenemos otra persona:

Creo que ese cuerpo no pertenece ahí.

Espera, ¿estamos viendo a la misma persona?

Comer bien, o al menos eso parece:

Ni siquiera el pobre gato se libró de la edición:

Sorprendente cuánto programas de edición pueden transformar a alguien:

Arrastrando con el look alienígena:

Cuando quieres ser un personaje de anime:

El hombre en el cartel también se unió al fltro:

Hay un brazo en este músculo:

Foto de perfil vs. en la vida real:

En Photoshop, cualquiera puede convertirse en Barbie:

Algo salió muy mal aquí:

Adiós, caja torácica:

¿Sabes cuándo te llaman espantapájaros?

El ejercicio es para los débiles:

Directamente desde los libros de la extrañeza:

¿Tú conoces a alguien que abusa de los filtros? Envíale esta galería para que sepa lo que pasa si abusa de ellos, quién sabe y puede terminar en otro listado como este.