La tasa de cáncer de colon ha aumentado en los últimos años. Si bien antes era una enfermedad que afectaba principalmente a personas mayores de 50 años, en la actualidad los menores de 50 tienen 4 veces más probabilidad de padecer la enfermedad que la que había en 1990.

El problema principal del cáncer de colon es que sus síntomas son difíciles de identificar o no se toman en serio. Por eso los médicos aconsejan revisiones periódicas con las que detectar a tiempo cualquier problema.

No obstante, siempre es mejor conocer los síntomas más importantes ligados a esta enfermedad:

Fatiga

Sobre todo en el caso de las mujeres se ha percibido un incremento de la sensación de fatiga, ya que estos tumores sangran el tracto digestivo de forma muy lenta. Con el tiempo provoca deficiencia de glóbulos rojos, de hierro y motiva la aparición de anemia.

Sangrado rectal

El sangrado rectal es uno de los síntomas al que menos caso se le hace, por relacionarlo a otros problemas como hemorroides, pero hay que tener en cuenta que también puede estar relacionado con el cáncer de colon.

Sangre en heces

El sangrado en las heces no siempre se ve directamente, sino que afecta al color de las mismas, haciéndolas muy oscuras, como si fueran alquitrán. Si esto sucede con frecuencia, es aconsejable ir al médico.

Cambios intestinales

Los tumores afectan a los hábitos intestinales, desde diarrea hasta estreñimiento u obstrucción (cuando las heces son muy finas). Estos síntomas identificados durante varios días, deben motivar una revisión adecuada.

Dolor estomacal

El dolor estomacal derivado del cáncer de colon se presenta con calambres, náuseas e incluso vómitos.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: