• 1kg de carne picada
  • 1 rebanada de pan mojada en leche
  • dos huevos
  • 30g de pan rallado
  • 1/2 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • harina
  • 400g de almendras naturales
  • 1l de caldo de pollo
  • perejil picado
  • sal y pimienta
  • aceite

RECETA DE LAS ALBONDIGAS DE POLLO EN SALSA DE ALMENDRAS:

1.- Preparamos las albóndigas en sí. En un bol ponemos la carne picada, el pan mojado en leche, los huevos, el pan rallado, la media cebolla picada, dos de los cuatro dientes de ajo que tenemos, también picados, el comino y un buen puñado de perejil picado. Mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea

2.- Formamos pequeñas bolitas con la masa, del tamaño de pelotas de golf y las pasamos por harina. Que se impregne bien de ella en la parte más exterior de la albóndiga

3.- Seguimos hasta terminar con toda la masa. Reservamos en un plato y metemos todo en el congelador para que la harina se asiente bien sobre las albóndigas de pollo.

4.- Pasados esos 10 minutos, freímos las albóndigas en abundante aceite a temperatura muy fuerte. Lo hacemos mejor en pequeñas tandas. La idea aquí es sellar la harina del exterior, manteniendo el interior crudo así que, realizamos esta fritura durante un minuto más o menos. No más tiempo. Una vez fritas, las reservamos en un plato con papel absorbente

5.- Ahora, en otra sartén ancha, echamos un chorrito del aceite que hemos utilizado para la fritura. Calentamos a fuego suave y ponemos en él los otros dos dientes de ajo picados. Dejamos que se cocine un par de minutos.

6.- Pasado el tiempo, subimos la potencia del fuego y añadimos la almendra picada. Mezclamos bien todos los ingredientes, mientras dejamos tostar la almendra otros tres minutos más.

7.- Ahora añadimos otro puñadito de perejil y también el caldo de pollo. Dejamos que cueza todo un par de minutos más

8.- Es el turno de batir la salsa. La introducimos en un vaso batidor, o una batidora americana (lo que tengas en casa para triturar alimentos) y trituramos hasta que no queden grumos. Al final, debe quedar una salsa más bien líquida pero, con algo de cuerpo. Si crees que te ha quedado muy densa, añade un poco más de caldo de pollo.

9.- Devolvemos esta salsa de almendras a la cazuela y calentamos a fuego medio. Introducimos en ella las albóndigas y nos cercioramos que queden bien impregnadas de la salsa. Dejamos cocinar 15 minutos más a fuego medio. Que cojan bien el sabor de la salsa y terminen de cocinarse en su interior

MIRA EL VÍDEO:

Albóndigas en salsa de almendras

Albóndigas en salsa de almendras

Publicada por Muy Sabroso en Martes, 19 de febrero de 2019

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: