Chelsea fue prematura, nació cinco semanas antes de tiempo y pasó su infancia luchando contra un problema de salud tras otro.
Cuando tenía 14 años, se estaba muriendo de una neumonía en una habitación de un hospital en EE.UU. Era septiembre de 2012 y ella tenía un historial de problemas graves de salud, por lo que los médicos no tenían muchas esperanzas

Su madre, Colleen Banton, estaba esperando que su hija tomara su último aliento pues le habían quitado el soporte vital, pero milagrosamente después de una hora, tuvo una recuperación que los médicos no podían explicar.

Después de esto, vieron los monitores de seguridad y se dieron cuenta que en esos momentos aparece una figura luminosa que parece tener alas muy cerca de la habitación de Chelsea. Para la familia esto fue un ángel.

Una hora más tarde, una imagen apareció muy nítida en la habitación de Chelsea.

“Era la imagen de un ángel”, dice Colleen

Tras dos meses en el hospital, Chelsea finalmente pudo regresar a casa con su familia. Los médicos no tenían una explicación clara de lo sucedido, ya que muy pocas veces habían visto una recuperación tan rápida.

Gracias al giro milagroso de los acontecimientos, Chelsea pudo celebrar su 15 cumpleaños junto a su querida familia.

“Es un milagro. Y estoy aprendiendo a no dar nada por sentado”, dijo Colleen con lágrimas en los ojos. “Este será un cumpleaños muy especial. ¿Quién sabe? Podría ser el último. Pero ella ha llegado hasta aquí, y no me voy a rendir ahora”.

Youtube

Chelsea luchó duramente durante otros siete años. Y aunque tuvo que abandonar este mundo demasiado pronto, aún pudo pasar siete maravillosos años con su familia después de ese día especial en el hospital.

En el siguiente vídeo puedes conocer su historia:

¿Qué opinas de este artículo? déjanos tu opinión en comentarios.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: