Según Hipócrates andar era “la mejor medicina para el hombre” y estaba en lo cierto, andar junto con un descanso suficiente y una dieta saludable hará que te sientas mucho mejor.

Pero eso no es todo, esto es todo lo que le ocurre a tu cuerpo si caminas por lo menos 30 minutos al día:

1. Cambio cerebral positivo

Según estudios, caminar puede prevenir la demencia temprana, reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer y mejorar tu salud mental.

En un estudio realizado en España, donde participaron más de 30.000 personas, se demostró también que las mujeres que caminan durante al menos tres horas a la semana reducen el riesgo de accidente cerebrovascular en un 43 por ciento.

2. Mejora la visión

Aunque parezca increíble los paseos pueden, entre otras cosas, ayudar a combatir contra el glaucoma aliviando la presión sobre el ojo.

3. Previene las enfermedades cardiovasculares

Caminar es efectivo para prevenir enfermedades relacionadas con el corazón y evitar derrames cerebrales.  Caminar frecuentemente puede reducir los problemas cardíacos al reducir la presión arterial alta y mejorar la circulación sanguínea.

4. Aumenta la capacidad pulmonar

Pasear aumenta el flujo del oxígeno en la sangre y ayuda además a entrenar los pulmones.

¿Por qué? ya que respiras mejor y de forma más profunda, algunos síntomas asociados con la enfermedad pulmonar también se pueden aliviar.

5. Bueno para el páncreas

Esta investigación demuestra que un grupo de “senderistas” mostró una mejora en la tolerancia a la glucosa 6 veces mayor que un grupo de “corredores” durante un período de prueba de 6 meses.

6. Mejora la digestión

Con que camines 30 minutos al día no solo mejorarás la digestión y también previene el estreñimiento.

7. Aumenta la quema de grasa y la musculación

Caminar es un ejercicio suave y de baja intensidad en el que se activan grandes grupos de músculos, lo que a su vez provoca que aumente la quema de grasa.

Con una caminata medio intensa se puede quemar hasta 300 calorías (kcal) por hora. Dar 10.000 pasos por día equivalen a una sesión en el gimnasio.

8. Piernas y articulaciones más firmes

El senderismo puede aumentar la movilidad, evitar la pérdida de masa ósea e incluso reducir el riesgo de fracturas.

Por ello es recomendable andar 30 minutos al día de forma regular para reducir el dolor en las articulaciones, la rigidez y la inflamación.

9. Menos dolor de espalda


Si tienes dolor de espalda, haz senderismo, andar regularmente contribuye a mejorar la circulación sanguínea dentro de la columna vertebral y favorece la postura y la movilidad, lo cual es importante para tener una columna vertebral saludable.

10. Tu mente más tranquila

Andar mejora los síntomas de la depresión ya que encuentras la energía en momentos en los que te sientes bajo de ánimos.

¡Y caminar con un amigo u otra persona a la que quieres solo multiplicará ese efecto de felicidad y mejorará tu estado de ánimo!

Consejo: pasear por el bosque
Según los investigadores, moverse con frecuencia fuera, en el bosque, en la naturaleza es bueno para tu cuerpo.

Estudios de la Universidad de Illinois muestran que el bosque en sí mismo, puede proteger contra las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la depresión. Según los investigadores, con caminar unos 20 minutos por el bosque varias veces por semana será suficiente para mejorar la salud.

fuente

¿Cuánto caminas a lo largo del día?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: